14/5/10

11/5/10

inSIGNificante...

Las certezas cumplen una función indispensable en la condición humana. Ellas son las que nos sirven a modo de salvavidas que nos resguardan de ahogarnos en el insondable mar del caos. Frente a un cuestionamiento siempre intentamos dar una respuesta lo más concisa posible creyendo que así aseguramos su consistencia y su resistencia caótica.
El sistema que nos permite la primera aprehensión organizada del conjunto de fenómenos que llamamos realidad, es justamente la capacidad de nombrar, es decir el lenguaje. Para Ferdinand de Saussure existe un elemento fundamental que actúa en este medio, el signo lingüístico. Existe una relación entre un objeto y la forma en que lo designamos, al primero lo reconocemos como significante y al segundo como significado. Ahora bien, la relación que existe entre ambos no es una cualidad intrínseca al significante en sí ni al significado como respuesta unívoca. Existe en la psiquis humana un proceso de asociación de diferentes niveles de objetivación que tiene directamente que ver con las necesidades sociales y contextuales del grupo humano que las genera. En la mayoría de estos procesos podemos observar la aparición de lo que Saussure llamará símbolo. Para este autor el símbolo se conformará a partir de la unión entre un concepto y una imagen acústica. El signo es un elemento abstracto que hace referencia a un concepto, que es el resultado de una compilación de datos empíricos o funcionales a la designación del significante, y a su unión con la representación que los sentidos inmediatos nos dan sobre el mismo(
imagen acústica). El problema que supone el signo según Levi Strauss es que, a diferencia del concepto, carece de una comprehensión de las relaciones simultáneas entre los elementos que lo conforman, así el signo termina siendo un elemento permutable.
La ciencia moderna es un sistema de organizar la realidad que se encuentra apoyada en los procesos lógico/formales conformados por el pensamiento occidental y la herencia de diversas culturas que predominaron ora por su intelecto ora por su fuerza. La hegemonía y la pretendida universalidad de dichos conocimientos ha logrado, mas fuertemente que ningún discurso, entrometer los valores morales de por medio, creando así la infalible ilusión de verdad. Entre diversos procesos sociales e históricos que conformaron este discurso cabe rescatar una idea fuerte que servirá para este breve análisis: la noción de progreso.
El progreso supone un avance de tipo cualitativo, lo que invariablemente junto a la infalibilidad de la verdad y la insólita inclusión de valores éticos y morales, crea una desvalorización sistemática de cualquier otro tipo de pensamiento o discurso.
El pensamiento discursivo, el lenguaje como estructura de lo inteligible, surge como necesidad de organizar todo en un Cosmos confortable. El primer discurso que predomina es conocido como discurso mítico o mágico. Para una estructura formal y científica, este discurso esta visto como carente de abstracción y con una utilidad meramente práctica, responde a lo que sus exigencias consideran como pre-lógico. Levi Strauss analiza en el primer capítulo de su libro “El pensamiento Salvaje” las estructuras y nivel de análisis de distintos idiomas de tribus nativas. En dicho análisis expone que en todos los casos se dan exigencias intelectuales antes que las meramente prácticas, llegando a la conclusión que los diversos discursos operan en distintos niveles de determinismo.

5/5/10

Bill Hicks - 1993 - Revelations - It's Just a Ride






excelente blog!!

http://doctormostaza.blogspot.com

4/5/10

La primera cosmología







Bas