12/4/11

leeme


En la duodécima página de un libro cuya tapa deseaba ser borrada, se leían las siguientes palabras:

"Puedo ser cordero y serpiente venenosa a la vez, puedo ser la pulpa o el carozo afilado, todo depende de que no olvides nunca el precio de mi sonrisa,pues esta puede cobrarse tu corazón."


En algún anaquel polvoriento merece ser olvidado este volumen para que cuando puedas al fin leerlo no tengas que preocuparte por buscarlo.


10/4/11