14/6/08

Vueltas Morales

No siempre las cosas que están “bien”, son las que realmente nos hacen “bien”

El sentirse “bien” con uno mismo poco tiene que ver con el hacer algo por un “bien”

Pues si uno hace algo pensando en hacer un “bien” y eso no le hace “bien”, no esta nada “bien”.

Ahora “bien”, si uno no hace algo “bien” tampoco esta necesariamente obrando “mal”

El problema es que cuando uno hace algo “mal” por no contradecir al “bien” propio , se puede llegar a sentir “mal” consigo mismo

Porque después de todo el “mal” para propio “bien” le esta haciendo “mal” a otra persona.

También valdría aclarar que ese “mal” a la otra persona también le esta haciendo de cierta manera “bien”.

Es el “bien” que le asegura que ya esa persona no le va a hacer “mal”

Ridículas obsesiones morales, inventos malformados…

La sola idea de concebir términos tan ridículos y contradictorios como “bien” o “mal” pueden realmente llegar a hacerte “mal”….o “bien”…quien sabe.

BAS

1 comentario:

Diego González dijo...

Jajaja! Brillante!!! ¿Cómo se entenderá el "bien" entonces? ¿Y el "mal" como opuesto del "bien"?