5/4/09

Acechando

Demasiado bohemio para comprender la cordura

Demasiado conciente para aceptar la locura

Demasiado inocente para someterme a tortura

Demasiado coherente para buscar una cura


Transitando, de nuevo, caminos capicúa

Defendiendo contento la misma postura

Masacrando a los sueños que inspiran ternura

Acechando a las paredes de esta sala oscura


BAS